25 abr. 2012

Consumo de C de crisis

Las marcas blancas ocupan ya una cuota sin precedentes en nuestra cesta de la compra, que llenamos cada vez menos con carne y más con verdura y hortalizas, que son más baratas. Vamos más al mercado y compramos más conservas para evitar comer fuera. Y esto es sólo en comida, pero también ahorramos y escatimamos más en transportes, ocio, servicios y demás, pensándonos dos veces el gasto no necesario.

Hablar de crisis una y otra vez puede ser contraproducente por que altera las percepciones que se tienen del futuro y eso puede provocar un menor consumo y éste, el consumo, es uno de los motores de la economía. Sin consumo no hay crecimiento y sin crecimiento no hay consumo... Este círculo vicioso de la economía tiene truco. Y de esto es de lo que hablamos en este programa. Pero no sólo.

'Consumo de C de crisis' se aproxima a estos problemas con un cariz positivo, mostrando vías para desaprender el consumismo y poder reaprender a consumir de una forma diferente a cómo lo hemos venido haciendo.

En estos años pasados de alegre gasto fueron desapareciendo paulatinamente los comercios de reparación y remiendos, barridos por una filosofía de comprar y tirar. Ahora, con los apretones al bolsillo, están reapareciendo, al igual que otras formas de consumir, como pueden ser los huertos urbanos para autoconsumo o el reciclaje de basura con fines alimenticios. Nada nuevo que no se haya hecho durante cientos de años, pero que a veces conviene recordar y traer a la ciudad. 

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More